Fiestas Populares

Semana Santa

Son cuatro las procesiones que recorren las calles de Palenciana durante la Semana Mayor.
El Jueves Santo lo hacen Nuestro Padre Jesús Nazareno y Nuestra Señora de los Dolores, siendo de destacar en esta procesión el emocionante cruce de picas que realiza la Centuria Romana momentos antes de encerrar a las imágenes, cuando la Virgen se acerca a su Hijo. La Centuria Romana, aunque con tal denominación, desfila con un uniforme inspirado en la guardia real del siglo XIX.

El Viernes Santo hace estación de penitencia la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno con la cruz a cuestas y Nuestra Señora de los Dolores, procesión en la que cabe destacar la escapada del Nazareno, cuando lo llevan al granero -cara a los campos, que simboliza la bendición de las cosechas-, y el cruce de picas. Por la noche sale la procesión del Santo Entierro, de la Hermandad Santa Cruz, Santo Sepulcro y Nuestra Señora de la Soledad, que destaca por el número de pinguruchos de vistosas túnicas. Es la procesión más solemne y majestuosa, y en ella los romanos cambian el penacho rojo de su casco por otro negro, en señal de luto.

Virgen en Procesión

El domingo sale la procesión del Resucitado, cuyos cofrades desfilan con la cara descubierta. Al llegar a la plaza, la imagen es alzada y mecida por sus costaleros. Como en el resto de procesiones, acompaña a ésta la Centuria Romana, fundada en 1890 y que, pese a su nombre, viste un uniforme inspirado en el del regimiento de la Guardia Real del pasado siglo. Lo integran una escuadra de gastadores, un cuadro de oficiales con teniente abanderado, un cuerpo de picas o lanzas, y la banda de tambores y cornetas. Es solemne y emotiva la ceremonia de sacar y guardar la bandera.

En la Semana Mayor de Palenciana también merecen destacarse los pregones, tres cantos de origen desconocido que se entonan en la parroquia a las seis de la mañana del viernes, por lo que mucha gente no se acuesta esa noche. En la tarde del mismo día tiene lugar el sermón "de las tres horas", en el que destaca el canto de las Siete Palabras, de original melodía, que data del siglo XIX.

También son de destacar los pasos vivientes de la Pasión, recuperados recientemente tras su desaparición en 1913.

Feria del Carmen

La Fiesta más característica se celebra del 14 al 17 de agosto y es la Feria de la Virgen del Carmen, con el típico y original Revoleo de bandera delante de la Virgen.

Campanas, cohetes y globos anuncian el inicio de las fiestas, que se abren con el pregón y la coronación de la reina. Las mañanas de feria son amenizadas por dianas a cargo de una banda de música foránea a la que los palencianeros dispensan un cálido recibimiento, tras aguardar su llegada toda la noche, que pasan en vela.

Procesión del Carmen

Durante estos días se celebran competiciones deportivas diversas, como fútbol sala y baloncesto, así como un concurso de tractoristas. Conjuntos musicales amenizan los animados bailes populares de las noches festivas. El programa religioso incluye una ofrenda floral a la Virgen, la Salve y la procesión, que se celebra en la tarde del 15, y a cuyo término tiene lugar en la plaza el revoloteo de la bandera de la hermandad -que realiza desde hace años con destreza y habilidad José Sánchez Mellizo Urea- al tiempo que arden las bengalas.

Detalle particular de esta feria es que la costea un grupo de vecinos -que se renuevan cada año- denominados "hermanos mayores", cuyo número es variable, aunque nunca inferior a diez ni superior a veinticuatro.

Después de la misa, los hermanos mayores invitan a una copa de vino al pueblo, y los vecinos corresponden depositando donativos en una bandeja, colecta que se destina a costear las fiestas. En el transcurso del acto se "echa la china", como se denomina al nombramiento o proclamación de los hermanos mayores que asumirán en el futuro la organización de estas fiestas. Es tal el interés que despierta en los palencianeros ostentar tal responsabilidad, que se inscriben en la lista de aspirantes a hermanos mayores con bastantes años de antelación.

Carnaval

Logo Carnaval

Palenciana ha recuperado en los últimos años el esplendor de su antiguo Carnaval, del que aún se recuerdan las murgas del Cojo Grilleras, Nemesio, el Señorito Rernendao y Venancio. Tradicionales de estas fiestas son el cántaro de piñata, con sorpresas, y el juego del botijo, que los jóvenes se arrojan mientras forman un corro y cantan letrillas como ésta, recogida por el cronista local Manuel García Hurtado:

"Vamos a jugar al corro
que se pasa el Carnaval,
llega la Semana Santa
y tenemos que rezar."
 

Día de San Marcos

El 25 de abril es costumbre salir a comer al campo los tradicionales hornazos, y para atar el rabo al diablo, haciendo nudos en las retamas y jaramagos.

Hornazo

Romería de San Isidro

El sábado más próximo al 15 de mayo la romería se inicia con la concentración de carrozas en la plaza del Carmen, que acompañan a la imagen del santo labrador al Monte del Realengo, pintoresco paraje -situado a unos siete kilómetros de Palenciana y dentro del término de la vecina Antequera- poblado de encinas bajo las que se cobijan los romeros para cantar, bailar, comer y beber. Al atardecer, entre cohetes y palmas, San Isidro retorna al pueblo, y se inicia una animada verbena en el Patio del Saber, que se prolonga toda la noche. En 1991 se constituyó una hermandad que desde entonces asume la organización de esta romería.

Portada San Isidro 2009